Explotación de aceite del transformador

La calidad de aceite del transformador es una propiedad no constante, causada por la influencia de varios factores negativos, entre los cuales la oxidación como la más significativa. Su desarrollo es promovido por la exposición de la luz solar, altas temperaturas, así como algunos otros factores. Como resultado, los ácidos pueden aparecer en el líquido aislante y tener un efecto destructivo en los materiales estructurales del transformador. Además, la oxidación reduce uno de los parámetros operativos más importantes del aceite de transformador: la resistencia eléctrica.

Para evaluar el grado de oxidación del líquido aislante, puede utilizar indicadores como la reacción del extracto acuoso y el índice de acidez. El índice de acidez contiene información sobre cuántos miligramos de potasa cáustica son necesarios para neutralizar todos los ácidos libres que se encuentran actualmente en el aceite. Usando la reacción del extracto acuoso, es posible juzgar la presencia de ácidos insolubles en el líquido aislante. La neutralidad de la reacción del extracto acuoso debe ser un requisito previo para la explotación de aceite del transformador.

Los parámetros de funcionamiento importantes de aceite del transformador también son la viscosidad y el punto de inflamación. Para realizar bien la función de liberación de calor, el líquido aislante debe circular, es decir, tener una pequeña viscosidad. Para evitar que el aceite se encienda, durante la aumentación de la temperatura como resultado de las sobrecargas del transformador, su punto de inflamación no debe ser inferior a los valores establecidos.

La presencia de impurezas mecánicas también es un factor muy importante para determinar la calidad actual del aceite del transformador. Pueden aparecer como resultado de la disolución de pinturas, barnices y aislamiento duro. Las partículas mecánicas tienen un efecto negativo en los transformadores, reduciendo la rigidez dieléctrica de los aceites y los elementos superpuestos que están aislados entre sí.

El color de los aceites de transformador también cambia durante el funcionamiento, por lo que puede considerarse uno de los criterios de calidad. El aceite fresco tiene un color amarillo claro, y el aceite que está explotado durante mucho tiempo tiene el color marrón oscuro.

La pérdida de propiedades de rendimiento debe controlarse mediante análisis y pruebas apropiados. El análisis abreviado se lleva a cabo después de la reparación completa de los transformadores. La frecuencia de las pruebas periódicas depende de la presencia de condiciones operativas adversas.

Si, como resultado de los análisis y pruebas, se reveló que el aceite de transformador no cumple con los requisitos de calidad existentes, está sujeto a recuperación (regeneración).

La regeneración es un proceso destinado a mejorar los parámetros operativos de los aceites de transformadores a valores normalizados, lo que hace posible su uso posterior para el propósito previsto.

GlobeCore es uno de los principales fabricantes y proveedores de equipos para la regeneración de aceites de transformadores. Los beneficios de utilizar los procesos de regeneración de GlobeCore son obvios: se reduce la cantidad de aceite usado que requiere la utilización, se reduce el espacio de almacenamiento de los desechos, se ahorran grandes recursos financieros en la compra de aceite nuevo.

Las tecnologías GlobeCore permiten la regeneración sin apagar el transformador, asi como reactivar los sorbentes usados directamente en el equipo de regeneración.

GlobeCore

Deja tu pedido