Regeneración de aceites usados

La recuperación de aceites usados es necesaria para la regeneración de sus características técnicas perdidas durante el envejecimiento del aceite. A continuación se encuentran algunos de los métodos más populares de regeneración de aceite, que son una combinación de métodos físicos y químicos. Estos métodos incluyen intercambio iónico, coagulación, adsorción y filtración selectiva.

Coagulación

En el proceso de coagulación, se introducen electrolitos / coagulantes, que engrosan las partículas sólidas en el aceite. El proceso está regulado por la cantidad de coagulante, así como también por la temperatura y la efectividad de la mezcla. Las partículas crecen durante 20 a 30 minutos en aceite y se eliminan por sedimentación, centrifugación o filtración con relativa facilidad debido al mayor tamaño.

Purificación por adsorción

Utiliza sustancias especiales que capturan contaminantes en la superficie de sus gránulos o en el interior de los capilares en forma de gránulos. Los adsorbentes pueden ser tanto naturales como artificiales. El primero incluye arcillas, zeolitas y bauxitas. Los últimos incluyen alúmina, zeolita sintética, geles de sílice y alúmina.

Hay varios métodos de adsorción diferentes que se usan ampliamente.

Método de contacto

Implica mezclar el aceite con pequeñas partículas del sorbente. Además, el aceite puede pasar a través de una capa de sorbente: este es el método de percolación. Durante el contacto a contracorriente, el aceite y el sorbente se mueven en direcciones opuestas, y en una dirección uno hacia el otro, eliminando los contaminantes del aceite.

El método de contacto requiere grandes cantidades de adsorbente, que requiere reciclaje después del uso, lo que aumenta el riesgo de contaminación ambiental y gastos financieros adicionales.

Método de percolación

Implica el uso de gel de sílice caro. El método de contacto por contracorriente es más prospectivo. En primer lugar, es un proceso continuo, y en segundo lugar, el adsorbente no requiere reemplazo, rectivación o filtración.  El método de contacto por contracorriente es ambientalmente amigable y económicamente más eficiente, ya que reutiliza el sorbente y reduce los gastos.

Método de purificación de intercambio iónico

Se basa en la capacidad de las “resinas de intercambio iónico” para desintegrarse en iones y atrapar contaminantes del petróleo. Las resinas de intercambio iónico son materiales / polímeros granulares sólidos obtenidos por polimerización y policondensación de sustancias orgánicas. No se disuelven en agua y fluidos de carbono.

La purificación de intercambio iónico también se puede llevar a cabo por método de contacto o método de percolación. En el primer caso, el aceite de limpieza se mezcla con perlas de resina de 0,3-2 mm. En el segundo caso, el aceite pasa a través de una columna especial llena de resina de intercambio iónico, donde iones de contaminantes reemplazan a los iones de resina. Para restauración de la resina de intercambio iónico, se lava con un disolvente, se seca y se regenera con una solución al 5% de hidróxido de sodio. Las resinas de intercambio iónico eliminan los compuestos ácidos del aceite, pero no eliminan las resinas.

Purificación selectiva de aceites usados

Elimina selectivamente diversos componentes, como oxígeno, ácido y compuestos de nitrógeno. Como disolventes selectivos se usa nitrobenceno, acetona, diversos alcoholes, fenol (y sus mezclas con cresol),  mezcla de cetona (acetona o metil etil cetona) y otros. Los bloques de purificación selectiva están diseñados como mezcladores /sedimentadores con evaporadores adicionales para destilar el solvente.

Una variedad de tratamiento selectivo es el tratamiento de aceites contaminados con propano. Al mismo tiempo, se logra el siguiente efecto: los hidrocarburos se disuelven en aceite y las sustancias asfálticas resinosas se precipitan.

Equipo para la recuperación de aceites usados

Las instalaciones avanzadas de tipo CMM-R de GlobeCore para la regeneración de aceite de transformadores utilizan el sorbente más ecológico tierra de Fuller (tipo de arcilla blanqueadora), que muestra excelentes resultados. Estas instalaciones regeneran la resistencia dieléctrica y la composición química del aceite del transformador y prolongan la vida útil del transformador.

Durante este proceso, el aceite se purifica, se eliminan los productos de descomposición y los ácidos, se mejora el color y aumenta la resistencia del aceite a la oxidación.

Las instalaciones GlobeCore de tipo CMM-R procesan el aceite directamente en un transformador conectado o desconectado de la red eléctrica. La ventaja del proceso GlobeCore es que la tierra de Fuller puede reactivarse y reutilizarse. Esto permite a las instalaciones CMM-R procesar continuamente el aceite sin tener que reciclar y reemplazar el sorbente después de cada ciclo de regeneración.

De todos los métodos enumerados anteriormente, el proceso GlobeCore utiliza una reactivación automática con el sorbente tierra de Fuller. Dicha filtración utiliza tecnologías avanzadas y es la regeneración de aceite más rentable del mundo moderno.